martes, 15 de marzo de 2011

¿Qué ha sido del principio de procedencia?

   Ayer estuve leyendo un comentario de Joaquim Llansó sobre la nueva norma ISO 30300 que, parece, va a ser el revulsivo que hace falta y que todos los que nos dedicamos al mundo de la Documentación esperamos como "agua de mayo". Y no es porque la UNE15489 no recoja las bases de un buen sistema documental en la empresa. ¿Será porque no ha tenido "éxito", hay que mirar a otro lado y hacer una nueva? Yo, sinceramente pienso que, tras la aceptación empresarial de la Calidad y del Medio ambiente, falta la Documentación. Pero no llega...



  En el mundo de la documentación de empresa hay tal desconocimiento de las posibilidades que puede ofrecer un gestor de documentos, archivero, o como sea que se les quiera llamar, que es muy difícil encontrar un marco en el que moverse. ¿Son las normas UNE-ISO las que deben fijar ese marco? La legislación española se ha encargado de ello hasta ahora puesto que los Archivos reglamentados son los públicos. Ya sé que la legislación española también contempla los Archivos privados pero en la práctica son los considerados por su vertiente patrimonial y generalmente como colecciones, no como fondos.
   Entonces, ¿quién es el encargado de velar por el principio de procedencia o el respeto al origen si en muchas organizaciones el caos administrativo es manifiesto? En una empresa esto no es valorable y nos obliga a vender "árbol a árbol" sin que consigan ver el bosque hasta que están todos los árboles plantados. Y entonces se ha particularizado tanto que no puedes dejar tu Cuadro de clasificación a nadie porque está hecho a medida.
   La solución: crear un contexto en el que la organización de los documentos sea un eslabón más de la gestión, formar e informar a los productores documentales de la empresas en los procesos y herramientas documentales que pueden utilizar. Y, ya sería excelente, crear un sistema de gestión documental en las empresas normalizado. ¡Sigamos esperando pues!

3 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo, el sector empresarial desconoce e infravalora las posibilidades que ofrece la gestión documental. Es necesario apoyo institucional que haga una labor de preceptor ya que es muy difícil sembrar en tierra árida.

    ResponderEliminar
  2. Excelente comentario. Podrias publicar la cita y si puedes el enlace del articulo del Prof. Llansó. Saludos desde la Escuela de Bibliotecología y Archivología de la Universidad Central de Venezuela, Caracas-Venezuela.

    ResponderEliminar
  3. Arcangel, ¿no funciona el enlace pinchando en el nombre del profesor Joaquim Llansó? Ésta es la dirección de referencia: http://www.archiverosdenavarra.org/?p=301

    Saludos

    ResponderEliminar

Queremos saber tú opinión: