viernes, 3 de agosto de 2012

Renovación del certificado digital


  El certificado digital emitido por la FNMT es lo que me permite realizar la mayoría de mis transacciones privadas en Internet. Bien, pues el otro día me enviaron un correo indicándome que el certificado estaba a punto de caducar y que siguiera las instrucciones para realizar esta tarea. Hasta ahora, todo correcto. En las instrucciones me dice que solo puedo utilizar los navegadores Explorer y Firefox.


  Después de tres intentos con el Explorer 8 y mi Windows XP decido buscar en Google dónde está el error, de lo cual me entero que esa versión no es compatible con la renovación del certificado. Bueno, no pasa nada, voy a intentarlo con Firefox que también lo tengo.

  Como lo que voy a realizar es una renovación, intento importar el certificado actual para que Firefox lo reconozca. Yo sé que he procedido correctamente pero el sistema no me permite verlo. ¿Y ahora qué hago? Lo único que se me ocurre es volver a preguntar a Google y encuentro un sitio en el que me dicen que escribiendo en la url de Firefox el texto "about:config" entro en la página donde solucionarlo. Después de decirle a "la zona hostil para manazas" que tendré cuidado (véase el aviso que no es broma) me presenta innumerables opciones a través de un menú.

  Por fin consigo importar el certificado vigente a través del navegador de Firefox. Ya puedo entrar en la página de la FNMT para iniciar la renovación y ja, ja, ja (risa nerviosa), ¡me vuelve a dar error! Firefox no confía en el sitio que se supone que le va a ser garantía de mi identidad. Respiro hondo y yo ya me pregunto ¿qué sitio? Vuelvo a preguntar a Google...

  Lo que tengo que hacer es entrar en la FNMT, descargarme un certificado que le diga a Firefox que ellos son una entidad oficial y entonces, al volver a entrar en la FNMT ya no aparece el error. ¡Prueba conseguida! Bueno, ya puedo iniciar el proceso de renovación del certificado...

  Pasados unos trámites sin problema me piden firmar digitalmente la petición de renovación. Para ello necesito la "contraseña maestra". Yo ya no sé si llamar a Harry Potter para que me eche una manita porque he probado hasta la clave de entrada del piso de mi prima y nada. Y vuelvo a buscar en Google....

  Pues bien, la contraseña maestra es lo primero que debería haber hecho porque es un nivel de seguridad de Firefox que protege todas las contraseñas introducidas a través de él. Como la contraseña maestra no está activada por defecto, al hacerlo, borra todos los certificados y claves que tenía para poner su capa de seguridad. Hecho esto ya puedo iniciar mi proceso de renovación del certificado digital...

  No es posible llegar a un sistema rentable si no se estandarizan los procesos y las aplicaciones informáticas. Me da igual que el sistema sea gratuito o de pago, me da igual qué sistema de programación utilicen. Alguien, y a ser posible que entienda, debe poner a disposición del ciudadano un servicio de verdad.

"Tú tendrás cuidado de hacerla trasladar en papel de buena letra [...]; y no se la des a ningún escribano que hacen la letra procesada y no lo entenderá Satanás"
EL Quijote de La Mancha - Miguel de Cervantes

10 comentarios:

  1. Increíble aventura. Estaré atento para cuando toque y encenderé una vela para que la renovación no suponga perder lo que me queda de juventud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja, no te preocupes Antonio que nosotros siempre seremos jóvenes. Saludos

      Eliminar
  2. Muy interesante tu "aventura" con el certificado digital. Comparto contigo la necesidad de un servicio al ciudadano eficaz y sobre todo lo más sencillo posible.
    Como bien dices, no sólo es decir "vamos a dar un servicio", hay muchas cuestiones técnicas que perfilar para dar un buen servicio, que es lo que importa.
    Yo siempre intento ponerme en el lugar de las personas no tan familiarizadas con tecnologías, burocracias, etc., y me doy cuenta de lo frustrada que me sentiría realizando ciertos trámites, porque son de todo menos sencillos.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que, en cierta manera, se está empezando la casa por el tejado. ¿Por qué no se toma el asunto de la administración electrónica como un aspecto estratégico de la gestión? Nos ahorraríamos muchos quebraderos. Pero bueno es verdad que es complicado y esperemos que no llegue a ser imposible. Saludos

    ResponderEliminar
  4. Yo me volví loca para pedir una beca a través de la web del Ministerio de Cultura con el DNI electrónico.

    Para realizar el proceso lo primero que tenía que hacer era descargar en mi PC el certificado de esa web, pero para mi sorpresa, mi navegador me decía que estaba intentando descargar un certificado de origen desconocido que podía poner en peligro mis datos (¿no se supone que estoy entrando en una web oficial preparada para estas gestiones?).
    Escribí al mail de atención al ciudadano y me dijeron que aceptara la descarga de ese certificado desconocido, cosa que hice, pero con mucho miedo (¿y si estoy cayendo en algún tipo de phising?).

    ¿Culpa de ellos? ¿Culpa mía, que por cualquier motivo mi ordenador no detectaba su certificado bien? Pues no lo sé, porque en este tema me siento en pañales y los "manuales de ayuda" no ayudan nada, muchas veces son como aquello de "la parte contratante de la primera parte contratante" de los Hermanos Marx. Al final das a "aceptar" y cruzas los dedos mientras ruegas a Santa Tecla.

    Muchísima gente desconoce aún el funcionamiento de la administración electrónica y tiene todas las papeletas para caer en algún fraude.

    Un saludo, y ánimo. La verdad es que hay que tener más moral que el Alcoyano para aventurarse en estos temas y no abandonar presa de la desesperación.

    ResponderEliminar
  5. Parece que vivimos sólo de fachada. Todas las administraciones ofrecen servicios telemáticos, uso de certificados digitales, tràmites por internet.... pero todo está cogido por los pelos. Realmente, hasta que no se vea la administración electrónica como una oportunidad y no como una obligación penosa, no llegaremos a ningún sitio. Suerte! A mí todavía me queda....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blanca, me parece muy acertada la puntualización sobre el punto de vista desde el que se está enfocando la administración electrónica. Verdaderamente es una "oportunidad" que nuestro contexto actual nos proporciona y que probablemente no sea eterna. También espero que nos demos cuenta a tiempo de convertirla en un servicio.
      Saludos

      Eliminar

Queremos saber tú opinión: